¿De tal familia, tal problema?

¿De tal familia, tal problema?

Septiembre 2009

Adentrándonos en el cerco de goma1

Abrimos el tema con la fábula de «Los Cangrejos»2 adaptada por Psicología Integradora para poder acercanos al  tipo de familia que queremos abordar en este trabajo.

"Estaba una señora sentada en una playa a orillas del mar, donde este se juntaba con el río que bajaba hacia él. Tenía delante de ella dos cestas con cangrejos, y contaba a los curiosos que se reunían alrededor: “vean, en una hay pocos cangrejos en buenas condiciones y en la otra hay muchos y varios están maltrechos.
Los cangrejos de la primera, a medida que quieren salir y quedar libres son ayudados por los otros, y cuando cada uno está arriba ayuda a los de abajo para que puedan salir, es así que una vez en la arena cada uno toma por su camino, es por eso que está medio vacía y se los ve bien. Están bien
En cambio la otra canasta es distinta, tiene en el borde un cerco de goma, es muy difícil poder traspasarlo para saltar a la arena, cuando algún cangrejo está logrando saltear este escollo los demás lo atrapan, lo tironean y enganchan con sus pinzas hasta que lo bajan nuevamente, en tanto los cangrejos se resisten más los otros más se ensañan con él. Todos contra todos y todos contra uno
Algunos se quedaron aplastados pero sin hacer esfuerzos para salir, otros abandonaron los intentos al ver que era muy dificultoso trepar, animarse a saltear los escollos e ir solos por la arena, los más estropeados quisieron liberarse a toda costa del yugo. Heridos, algunos de muerte
Cuando alguno puede trepar hasta el borde tiende sus pinzas para ayudar a los otros, los que están pudiendo atravesar capas del cerco a veces pueden agarrarlas para poder dar el último envión, a veces no y vuelven a caer,les cuento que de vez en cuando veo alguno caminar por la arena en forma dificultosa, rengueando o con pinzas de menos, no obstante lograron salir poniendo mucho empeño, algunos se reponen en el camino, otros llegan al agua y quien sabe si después se reponen o no."”
Estos pudieron

Moraleja
No es posible evolucionar hacia la autonomía

dentro de grupos pseudomutualistas3,


En una familia funcional los hijos avanzan hacia la autonomía desde que nacen, es este el primer paso: salir de un estado de total dependencia y confort, comenzar a valerse cada vez más por si mismo y sufrir los avatares propios de la vida. Luego de salir del útero los hijos van adquiriendo más y más independencia a medida que la evolución vital va dando paso a nuevas capacidades y sus padres van apoyando y guiando su desarrollo. En la adolescencia transcurre otra gestación para dar paso al nacimiento de una persona independiente y con capacidades para autoabastecerse, es el paso a ser responsables de sí mismo. El hacer este pasaje en donde queden atrás los padres de niños y cada uno se puede hacer cargo de lo que le corresponde es un cambio copernicano, de carácter necesario en la idiosincrasia humana, avalado y favorecido por padres que pueden dar este paso. Es una producción de psintegra

Las familias pseudomutuales no pueden quedarse sin ningún hijo “enganchado”, necesitan que uno o varios de ellos queden aprisionados en la dependencia4. Son constituidas por parejas parentales que evitan (consiente o inconscientemente) la identidad y la individuación y por ende la independencia de los hijos. Las causas son múltiples, pueden ser por ejemplo: cultura familiar clánica5, inmadurez de uno o ambos, imposibilidad de quedar solos, disfuncionalidad de la pareja por la cual necesitan siempre alguien en el medio, personas altamente dependientes, asegurarse alguien que vele para siempre por uno o los dos. . . Es una producción de psintegra

En tanto el sistema familiar sea de este tipo, el hogar se inaugura con un cerco de goma, sus características siempre presentes son:

  • Sentido de Vida6 rígido, no cabe la posibilidad de movimientos libres y genuinos de la persona, fuera de los parámetros ya asignados. Importantes conflictos o dilemas en el sistema personal de valores.
  • Deficiencias importantes en las Cualidades Básicas de la Personalidad7.

Entre otras, pueden estar presentes una o varias de las siguientes:

  • Desconfianza a todos los mortales que no sean de la familia.
  • Miedos inmovilizantes del afuera.
  • Inseguridades paralizantes sobre el rendimiento personal.
  • Escasa o nula tolerancia a la frustración.
  • Girar alrededor de la opinión ajena.
  • El enojo se transforma instantáneamente en ira y hostilidad.
  • La violencia intrafamiliar desmedida es más máscara que realidad, las amenazas, que llegan hasta matar, son violencias psicológicas.
  • Violencias familiares en las que los hijos quedan enredados para hacer “justicia”.
  • Ilusiones de perfeccionismo/omnipotencia, que cae al polo opuesto ante los primeros problemas.
  • Imposibilidad de redefinir o apartarse de dogmas8. Los dogmas, propios de este tipo de familias clánicas, son creencias que vienen de autoridades "irrebatibles" y se imponen como verdad absoluta. Hay que creerlos, no hay posibilidades de replanteo.
  • No poder diferenciarse del sistema de valores de la pareja parental, todos, absolutamente todos los valores tienen que ser idénticos.
  • Sistema de valores, en gran parte, diferentes al resto de la sociedad.
  • Facturación, se queda hipotecado en el pago de todo lo que los padres dieron.
  • Mandatos familiares sobre como debe ser la vida de cada hijo.
  • Amenaza de pérdida absoluta del amor parental, con la consecuente ruptura total, posibilidad de quedar afuera y ajeno de la familia.
  • Boicot a los distintos caminos de salida, especialmente a las terapias adecuadas, aceptando aquellas que promueven más de lo mismo.
  • Estilo de relación aglutinada o simbiótica, la persona queda “pegada” sin poder diferenciarse.
  • Regirse por parámetros culturales como: comoqueísmo, quemeimportismo, sólo existe el presente, la realidad no existe, todo es igual a todo, magnificar lo insignificante y minimizar lo trascendente.

Hay que destacar que estos componentes del cerco de goma suelen no ser explícitos y se registran más que nada a nivel inconsciente. Cuanto menos se puedan poner en palabra estas características nos encontramos con mayor gravedad. Es una producción de psintegra

En tanto la evolución sea natural, las distintas etapas infantiles y adolescentes tienen factores comunes como: más independencia y autonomía, más contacto con la sociedad, despliegue de más capacidades personales y genuinas, nuevas relaciones, identificación y recreación de códigos diferentes a los familiares, diferenciación en aumento con los padres.
Todos o varios de estos cambios no son potables para estas familias, entonces cuando los hijos van evolucionando de acuerdo a cada etapa, chocan con el cerco de goma, rebotan y son expelidos para adentro, algunos hijos cuentan con fortalezas para poder atravesar esos límites, cuando van superando algún escollo el resto de la familia refuerza el cerco. Con nuevos intentos comienzan síntomas tolerables, ellos pueden ser vinculares como por ejemplo padres que dejan de comunicarse, o personales como ser aislarse en su cuarto. Cuando alguien tiene fuerzas como para traspasar esos escollos del cerco de goma los demás miembros tiran y tiran para bajarlo, tironeo que producen daños expresados en diversos síntomas. A nuevos intentos con miras al éxito los síntomas recrudecen. Esos resultados sirven de escarmiento para el trasgresor y para los demás, son ejemplos de que trasgredir los códigos familiares opresivos es altamente peligroso.
Es así, cada tropiezo, rebote y caída, resultan aleccionadores, tanto para la persona como para los demás miembros de la familia. Los hijos desde la cuna ya se va acondicionando a que para evitar hecatombes y por equis “comodidades” hay que quedar recluido aceptando las formas de vida que tienen que ver con el sometimiento y la dependencia. Se va formando un sistema en donde por un lado están las necesidades naturales de evolución hacia cada vez más independencia y por el otro el quedarse sujeto a la voluntad ajena, conflicto que deriva en el síntoma o beneficio primario, a su vez que se obtienen las supuestas comodidades que son los beneficio secundarios9.

Vemos en las terapias familiares e individuales padres que tienen la necesidad de que el sentido de vida de sus hijos sean un calco de lo que ellos son o desean, hijos modelos, modelos de lo que pergeñaron sus padres para ellos, o hijos que quisieron construir sus propios caminos y que sin embargo quedan amarrados sin poder desarrollar las capacidades propias, también vemos hijos que teniendo recursos para liberarse, tuvieron que quedar maniatados sin más remedio, por alguna patología que los inmovilizaron a hacer su propia vida.

Dolencias que desde el área social inciden en las patologías familiares e individuales: comoqueísmo, quemeimportismo, sólo existe el presente, la realidad no existe, todo es igual a todo, magnificar lo insignificante y minimizar lo trascendente. . . Es una producción de psintegra

Familias aprisionadoras y familias secuestradoras ¿ooo?

Mediante el trabajo teórico-clínico hemos llegado a la conclusión de que en este tipo de familias, estilo “cesta de cangrejos pseudomutuales”, uno o ambos padres son psicópatas10 o por lo menos tienen rasgos psicopáticos importantes en cantidad y calidad. Pensamos que lo natural y normal es que las parejas eduquen a los hijos sean dueños de su propia vida, si se educa para lo contrario (en forma consciente o inconsciente) es insano. Para lograr que los hijos sigan los caminos prefijados, sin poder seguir la natural evolución hacia la autonomía, se requieren mecanismos de control y manipulación psicopáticos. Mecanismos que tienen como resultado la desviación del normal desarrollo de los recursos personales, conjuntamente con la inhibición de las Cualidades Básicas de la Personalidad. Es una producción de psintegra

Sin temor a exagerar podemos decir que en estas familias los hijos, invariablemente, están sometidos al Adiestramiento Humano. Partimos de los conceptos de Adiestramiento Emocional11.
Entendemos que desde el nacimiento mediante mecanismos (como los acá expuestos) se condiciona a las personas a nivel conductual, afectivo, intelectual y volitivo. En este caso hablamos de condicionamiento en el sentido de amaestrar en contraposición a formar de acuerdo a las particularidades y necesidades personales, que es el educar. Es así como se incorporan Sentidos de Vida impuestos, sin la conciencia, ni el razonamiento, ni la voluntad de la persona, a semejanza del adiestramiento animal, en forma de condicionamiento negativo y positivo, es decir mediante el miedo/terror al castigo y la búsqueda de premios. En su mayoría el adiestramiento humano es mediante condicionamiento negativo, aún cuando sea por condicionamiento positivo (obtener amor, consideración, aplausos, etc.) es con el fin de evitar penurias extremas. Otras formas de condicionamientos positivos van a constituir los beneficios secundarios tratados más adelante.
Los estímulos más habituales para conseguir el condicionamiento son:

  • Ser abandonado, lo que significa en etapas infantiles quedar solo y desamparado en el mundo, sensación de desvalidez que perdura durante la vida ante los mismos peligros.
  • Ser desconfirmado o ninguneado, no tenido en cuenta como persona, es pasar totalmente inadvertido, como si no se existiese12.
  • Ocasionar muerte o locura a algún progenitor. Cada vez que se transgrede yendo hacia la autonomía necesaria algo de ese estilo pasa, amenazando con lo peor. Es una producción de psintegra

Una de las diferencias entre adiestramiento animal y humano consiste en que en el humano se manipulan, también, emociones ligadas a lo intelectual y a lo afectivo, como ser la zozobra, el desasosiego, la angustia, etc., son formas de violencias psicológicas que causan sufrimientos mayores que el dolor físico.
Por medio de esas emociones altamente desestabilizadoras se logran las conductas buscadas, su sumatoria es lo que va a definir la identidad de la persona → quien es - que hace – que tipo de vida tiene – sus actividades sociales: que, como, con quien, para que y donde – su propia sexualidad, como, cuando y con quien la ejerce – su ideología en forma amplia y específica. . . Nótese que estamos diciendo que, de esta manera, la identidad es el resultado del la imposición mediante adiestramiento, ¿paradoja?, lo cual inhibe doblemente todo camino propio, una vez más: esto es altamente patógeno.
Todos los hijos resultan ser víctimas del adiestramiento.
Los que pasan con síntomas inadvertidos, también, están adiestrados a fin de sostener un sentido familiar basado básicamente en el sometimiento. Dentro de las personas asintomáticas, un capitulo aparte son los hijos modelos o ejemplares, ellos también están enajenados, despersonalizados y encadenados y en forma más persistente, son modelos en tanto y en cuanto están muy lejos de toda rebeldía, por lo cual están ya adiestrados a aceptar absolutamente todo desde el vamos.

Cada hijo se ha identificado con rasgos psicopáticos de acuerdo a su circunstancias de vida, hemos detectado, en casi todas las familias con varios hijos, que por lo menos uno de ellos “adolece” de psicopatía de equivalente tipo a la del padre portador. Es una producción de psintegra

La paradoja13, como forma habitual de comunicación, es uno de los métodos de manipulación más eficaces, el conjunto de la familia está inmerso en este tipo de comunicación. Los hijos que terminan padeciendo la inhabilitación son a quienes el resto le dispara constantemente una de las paradojas de mayor calibre: “¡tenés! que ser libre”.
Todos sabe que en la familia hay roles para cada uno y para ser cumplido de por vida, se sabe quien está asignado a realizar una necesidad fundamental del grupo. Todos lo saben, todos saben que todos lo saben y todos saben que no deben hablar de ello: secreto a voces. La película argentina “De eso no se habla”, es un claro ejemplo de como se puede sostener, aún en grandes comunidades, una realidad contundente y evidente sin que nadie diga ni una sola palabra sobre el tema, se vive como si eso existiese.

Resultan ser vidas hipotecadas, hay que cubrir las expectativas ajenas sobre el propio sentido de vida por que no puede ser de otra forma, quienes no lo hacen pasan a ser traidores de gran envergadura, el cumplimiento de la lealtad hacia los padres conlleva deudas impagables, hay que estar toda la vida sometidos satisfacer esas necesidades, en tanto no se pague en tiempo y forma se generan intereses, y así vemos los síntomas en distintas etapas de la vida, una etapa nueva sin pago es una etapa indexada. Lo adeudado puede llegar a ser hasta la vida, en distintas sesiones de familia esto hasta se a puesto en palabras, en algún momento de desborde, el mensaje está desde siempre, el “te dimos la vida” como reproche sobre las desobediencias tiene el correlato de “también te la podemos quitar”, aunque no se crea es literal, con estos niveles de sometimiento estamos frente a tipos de familias donde la muerte social, física o psicológica se cumple.

Uno de los factores que lleva a quedar sin salida es el sistema de valores interiorizado, este está contrapuesto con los valores generales adquiridos en transcurso de la historia humana, e inhibe la incorporación social. Estamos hablando de valores como: equidad, cooperación, disfrute sexual, comunicación verbal para resolver los problemas, laboriosidad, autonomía, respeto (intimidad, derechos, privacidad, diferencias, etc) hacia los otros. Cuando se puede traspasar algunas capas del cerco de goma se fracasa en las relaciones sociales, por contravenir códigos éticos consensuados (entre otras causas), entonces sobreviene la soledad, con consecuencias de volver a los sometimientos de cualquier índole, muchas veces caer nuevamente dentro del círculo familiar cuando ya no está bacante el rol asignado, con lo cual se quedó sin el pan y sin la torta, el Sentido de Vida pierde los contenidos más motivantes.

Dolencias que desde el área social inciden en las patologías familiares e individuales: comoqueísmo, quemeimportismo, sólo existe el presente, la realidad no existe, todo es igual a todo, magnificar lo insignificante y minimizar lo trascendente. . . Es una producción de psintegra

En las evoluciones psicoterapéuticas familiares e individuales vemos que se corresponden el grado de psicopatía parental con la severidad de las dolencias.

El “destino” de las personas

En la evolución normal cada etapa significa una crisis vital en donde la persona adquiere la independencia adecuada a cada edad, ellas pueden ser, entre otras: comienzos de la escolaridad en cualquiera de sus niveles, muerte de algún miembro de la familia, pubertad, adolescencia, primer noviazgo. En cada pasaje de etapa el niño crea y recrea sus propios recursos para poder responder a los nuevos requerimientos, cada una son nuevas etapas de autonomía que tienen que ver con ir dando pasos hacia el desprendimiento total e irreversible de la dependencia con los padres, pasando la adolescencia cada hijo ya se hace cargo de su propia vida, se acaba para siempre la relación padres - hijo niño, relación que allí en más pasará a ser una relación de adulto a adulto14.

Todas las familias se rigen por leyes, en general son leyes que aseguran la autopreservación, la educación académica, la socialización, las capacidades laborales, como para nombrar algunas, ellas sostienen y ordenan el mundo externo e interno y permiten llegar a la exogamia15.
En las familias sometedoras impera la “ley divina”, que no es igual que la ley autoritarista. En el Adiestramiento Humano los estímulos condicionantes son primeramente emociones, pasan a ser dogmas con la instauración del razonamiento y el lenguaje, los dogmas son impartidos por padres erigidos en autoridad/deidad.
Cuando el natural desarrollo de los hijos los llevan a romper con algún dogma familiar se produce el efecto “cesta de cangrejos pseudomutuales”, se choca con dogmas que tienen que ver con mandatos de como deben ser –exactamente– los hijos y sus sentidos de vida, entonces se produce un conflicto interno entre la tendencia a diferenciarse como persona y lo que dictan los mandatos acerca de como se debe ser. Es así como rastreando la historia de los pacientes que al salir de la adolescencia hacen graves síntomas, vemos los primeros indicios de ellos en la niñez, en etapas diferentes de acuerdo a cada familia y persona. Es una producción de psintegra

Para determinar pronóstico y plan terapéutico de personas con psicopatologías graves16, consideramos también el compromiso psicopático de la familia. En este sentido hablamos de familias aprisionadoras y de familias secuestradoras, también la magnitud de psicopatía familiar se puede inferir a través de la gravedad de los síntomas personales.

Los roles que se adjudican de manera imperativa a hijos pueden ser, entre otros:

  • que pueda sostener a nivel directivo la continuidad de una empresa familiar,
  • que siga un camino que uno de los padres no logró,
  • que se responsabilice de los padres como si fueran hijos,
  • que se haga cargo de la educación de los hermanos,
  • que pueda responsabilizarse a nivel de “padre, tutor o encargado” de los integrantes adultos (en general hermanos) que tienen rol de “inútiles”, “bohemios”, “tiros al aire”. . .,
  • cuando hay un hijo discapacitado, que queden para sostenerlo,
  • que eduquen a hijos de hermano/s,
  • que se quede/n a la sombra de padre y/o madre, por no tolerar que los hijos los superen o por envidia, esta última cuando de padres a hijos se trata es nefasta.

Las causas de estas adjudicaciones pueden ser múltiples: por ser el mayor, la menor, el varón, la mujer, el que nació en tal o cual momento. . .

Los hijos destinados a los roles más calificados, de mayor jerarquía, están preparados para cumplir funciones de “privilegio”. Estas funciones requieren un importante grado de solvencia, por lo cual también poseen capacidades de decisión personal, sopesar pro y contras, liderar/dirigir, tesón, voluntad férrea. . . etc. Capacidades que pueden llevarlos a abrirse camino solos, no obstante esto está sesgado por los mismos roles asignados, ellos deben ser desarrollarlos dentro del mismo sistema familiar, tienen su puesto inamovible en la familia y no pueden abrirse camino solos. Mediante mecanismos, como los aquí expuestos, se quedan inmovilizados como si tuviesen grandes alas cortadas al ras.
Por otra parte, suelen ser personas preparadas para desenvolverse muy eficazmente en el batallar social, por ello aprendieron a disentir, avanzar, evolucionar, todo lo cual los lleva a tener importantes valores de igualdad, equidad, cooperación, etc. En tanto se contraponen internamente valores contrarios (aquellos que tienen que ver con el sometimiento) se producen paradojas internas, la persona se encuentra a menudo con la imposibilidad de discernimiento entre lo correcto y lo incorrecto, todo lo cual deviene en importantes angustias, paralizaciones, confusiones, etc. Estados que, en tanto esos conflictos internos no sean reconocidos y resueltos, van aumentando y derivando en diversas patologías17, que los inhabilitan a las actividades esenciales.
Son los hijos más fuertes ya que tienen más recursos para liberarse, si lo logran quedan con un saldo de padecimientos y dificultades, también con el saldo de importantes capacidades y una vez restablecidos pueden hacerle frente eficazmente a las dificultades de la vida, se pueden enfrentar a importantes riesgos.

Las personas adiestradas para ser ejemplares son asignadas a cubrir las expectativas de orden, disciplina, meticulosidad, pulcritud, organización . . . son la fachada ejemplar de la familia y pretenden ser siempre modelos. Como no pueden darse el lujo de los placeres propios de la transgresión, ellos transgreden en el plano que pueden y lo hacen con las leyes del todo o la nada, cuando el todo les da culpa van a la nada, el todo es de una inconmensurable magnitud y la nada es casi absoluta, así por ejemplo en el plano sexual pueden transgredir hasta con animales y obedecer como el más inmaculado de los monjes franciscanos.
Los síntomas van a estar tapados por sus habilidades diplomáticas, no obstante son esclavos de sus tendencias al perfeccionismo, sufrimientos que van desde el no vivir plenamente y en forma gozosa, hasta insoportables padecimientos como las Obsesiones Compulsivas graves. En caso que algo se les vaya de la mano, que no puedan controlar algo del orden de la transgresión los síntomas que hasta el momento podían permanecer como íntimos comienzan a exteriorizarse por la magnitud que toman, pasan a ser síntomas tan sufrientes que les dificultan las actividades fundamentales.

Encontramos también cuadros mixtos. Ser la persona que va a “conquistar el mundo” y ser el modelo de persona “correcta”, suelen ser dos caras de la misma moneda, la moneda en este caso es de oro: sobresaliente y brillante en cada una de sus caras, además con el destino de gustarle a todo el mundo, como cualquier moneda de oro. Se presenta una u otra cara según necesidades personales, como ser salir de presiones y consecuencias que causan esos objetivos de vida, o por necesidades del sistema familiar, como ser cuando uno deja su puesto por evolución y el otro toma la posta.

En la práctica clínica nos encontramos con un número importante de personas que en el transcurso de la adolescencia y años posteriores comenzaron patologías graves, en un alto porcentaje vemos que, unas de las causas básicas es no poder atravesar definitivamente la etapa de cortar los vínculos de dependencia para ir hacia sus propios caminos y ser dueños de sus propias vidas.
En los desarrollos psicoterapéuticas individuales y familiares vemos que en tanto no haya conciencia de que sus condiciones de vida son esclavizantes y por lo tanto patológicas, se agrava el estado y el pronóstico es más preocupante.

Los beneficios secundarios forman parte de las trabas para poder evolucionar favorablemente, así mismo son boicots de primera línea para la psicoterapia. Forman parte de los estímulos condicionados positivos en el adiestramiento humano, es uno de los recursos para armar la dupla sometedor-sometido, la vida transcurre tras quimeras y creencias como:

  • Ser reyes, la gente queda a la espera de tener un vida llena de lujos y servidumbres como si perteneciesen a la monarquía, con lo cual el estilo de vida es indolente y negligente.
  • Vivir en abundancia económica que no es alcanzable con el esfuerzo personal, siempre querer llegar más alto de lo que le dan sus posibilidades.
  • Ser en todo lugar y para todos la persona preferida, que lleva a la obediencia de por vida (obediencia debida).
  • Llegar a la libertad absoluta, que al ser imposible deviene en quedar aprisionado al libre albedrío y a la nula tolerancia a los límites.ser omnipotente, ilusión mediante la cual se va continuamente desde la búsqueda a la creencia de serlo.
  • Solucionarles la vida a padres y/o hermanos, ilusiones mesiánicas mediante las cuales se pasan años y años intentando sacarlos de la enfermedad mental, de la estupidez, de la obcecación, del mal vivir, etc.
  • Ser superiores en la resolución de todo, para lo cual han desarrollado “habilidades” especiales, algunos ejemplos:
    • Poder físico para resolver todo a golpes.
    • Gozar de suma impunidad.
    • Ser un corderito obediente.
    • Tener padres o hermanos poderosos, entonces ellos tienen que ser perfecto, si no lo son hay que lograr que lo sean.
    • Estar siempre arrimado a alguien muy influyente, léase ser trapo de piso de gente especuladora.
    • Poder de manejo/manipulación, capacidad que -consciente o inconsciente- resulta de la identificación psicopática con padre/s.Es una producción de psintegra

En general son condiciones de pertenencia a la familia, estableciéndose como dogmas constitutivos de la identidad personal. Uno de los requisitos de estas creencias es que son pactos no verbalizados directamente, se sabe que existen y que no pueden ser traicionados. La persona que cree haber llegado a esas condiciones, a la vez de cubrir los requisitos clánicos, tiene la ilusión de que el mundo está en sus manos.
Ilusiones que a la vez de ser una de las causas de los síntomas, los soportan, los sostienen y son aspectos de ellos.
Es directamente proporcional el grado y la cantidad de los “beneficios”, con las dimensiones del cerco de goma, y con la resistencia a dejar cualquiera de ellos.
Creer poseer estas condiciones es, sintetizando, la ilusión de ser todopoderoso, esto lleva a que de pronto, por cualquier falla, se caiga en el rango de la nada.
Ora creen someter, ora son sometidos.

Como toda realidad, el psiquismo se rige por las leyes de la dialéctica, las contradicciones entre el todo y la nada se superan o resuelven con un equilibrio personal, para llegar a esta síntesis hay que renunciar a los dos extremos. La persona se rehúsa a dejarlos, subjetivamente tiene la necesidad de seguir cumpliendo lealmente, a la vez que “disfrutando de esos beneficios”.

Es así como se quedan cómodamente recostadas en la penuria del sufrimiento, tal como un cangrejo que quedó dentro del cesto, aplastado, sin pinzas, muriendo de asfixia y contento por no tener que cruzar la arena, cuya travesía no siempre es fácil y hecha por tierra toda ilusión de poderlo todo.

Vemos como, en las dolencias psicológicas graves (que son las que nos preocupan en este trabajo), el llamado destino es un derrotero de vida, impuesto y realizado desde el nacimiento, a través de la singular y personal historia de cada uno.

El Sentido de Vida termina siendo el resultado del adiestramiento humano, con todo lo que ello conlleva. Las elecciones personales son sustituidas por Profecías Autocumplidoras18, mediante las cuales se van realizando los estilos de vida rechazados y temidos, como si una fuerza ajena los llevase al cumplimiento de una vida penosa. Como lo indica la definición de destino se produce un “encadenamiento de los sucesos considerado como necesario y fatal”19, solamente que el llamado destino es impulsado por la propia persona y su entorno, con actitudes, con sentimientos, con lo que se hace y con lo que no se hace, con posicionamientos en las relaciones, con comunicaciones y metacomunicaciones etc.
Es una producción de psintegra
En el trabajo terapéutico trigeneracional20 -individual, de pareja o familiar- vemos como el autocumplimiento de las profecías se van gestando desde el nacimiento, hasta qué, desde la adolescencia, la persona va cumpliéndolas.

Los trastornos derivados de este tipo de familias se revierten a partir del trabajo psicoterapéutico, familiar e individual, algunas familias pueden cambiar el sentido patógeno y se logra abrir el cerco de goma. Las familias secuestradoras, en su mayor porcentaje, son impermeables a los cambios saludables, la psicoterapia familiar no es muy posible, no acuden o fracasa, entonces la remisión se logra mediante la psicoterapia individual.


Artículos relacionados:
http://www.es-asi.com.ar/node/116
http://www.es-asi.com.ar/node/76
http://www.es-asi.com.ar/sistetico

Marta Chiarelli
Psicología Integradora

Equipo multidisciplinario
Capital de Argentina
4632-0441
____________________________
  1. Concepto desarrollado por Lyman C. Wynne: “A preliminary proposal for strengthening the multiaxial approach of DSM-III. Possible family-oriented revisions”. AFTA Newsletter, 40:26-28. USA. 1990.
  2. Fábula propuesta por Esteban Justel, quien trajo la situación de la canasta llena de cangrejo como imagen paralela de este tipo de familias.
  3. Pseudomutualidad. Relación rígidamente estable, con intolerancia a divergencias, desacuerdos y  confrontación, se mantiene bajo apariencias de armonía y cooperación. Entorpecen el desarrollo de la identidad y la individuación de sus participantes. Características de grupos cerrados, en este sentido es un fenómeno asociado con el “cerco de goma”.
    Bateson, G.: “Pasos hacia una ecología de la mente”. Carlos Lohlé Buenos Aires. 1971
    Wynne LC, Ryckoff LM, Day J & Hirsch: Pseudomutualidad en las relaciones familiares de los esquizofrénicos. En C. Sluzki (comp.): "Interacción familiar", cap, pp. 111-153. Tiempo Contemporáneo. B. Aires.
  4. Si bien en este tipo de sistemas familiares los rehenes habitualmente son hijos, también pueden ser padres u otros integrantes de la familia.
  5. Donzelot J.: “La Policía de la familia”. Ed. Pre-texto. Valencia, España. 1997
  6. Correspondiente a Psicología Integradora: http://www.es-asi.com.ar/sentidovida. 2001.
    Fernando Gonzalez Rey: "Psicologia de la Personalidad". Pueblo y educación. La Habana, 1985.
    Psicología Latina: http://psicologialatina.com/?q=sentidovida. Debate de Psicología Latina desarrollado en lista de intercambio de Yahoo Grupos. 10/06/99 – 12/01/00.
  7. Correspondiente a Psicología Integradora: http://www.es-asi.com.ar/CBP
  8. Dr. Juan Gervasio Paz: “El dogmatismo, fascinación y servidumbre” - Dialéctica. Buenos Aires 1989.
    “El dogma depende al menos de tres órdenes de determinaciones que operan en los ámbitos del poder,el discurso y la creencia; articulándose entre sí en una historia concreta.. .” SIC
  9. Sigmund Freud: Obras Completas. Amorrortu editores, Buenos Aires. 1983
    - “Análisis fragmentario de una caso de histeria” (Caso Dora) (1905)
    - “Conferencias de introducción al psicoanálisis” (1916-1917)
  10. El Dr. Hugo Marietan tiene un basto trabajo sobre este tipo de personalidades. Recomendamos leer especialmente “Personalidades Psicopáticas”: http://www.marietan.com/material_psicopatia/personalidades_psicopaticas.htm
  11. Concepto incorporado y trabajado por la Lic. Fabiana Porracin: “Adiestramiento emocional”,http://www.fabianaporracin.com.ar/articulos-psicologia-d.asp?IdArticulos=66
  12. Testimonios elocuentes en el foro de Psicología Integradora: http://www.es-asi.com.ar/node/376
  13. Las hipótesis sobre el "doble vínculo" basado en formas comunicacionales como "la paradoja" y su estrecha relación con la esquizofrenia fue desarrollada inicial y principalmente por Bateson y su equipo. Entendiendo a la paradoja como la afirmación de dos conceptos opuestos, de tal forma que no pueden coexistir juntos, en donde el uno anula al otro y viceversa
    Gregory Bateson: “Pasos hacia una ecología de la mente”, (Parte III "Forma y patología en la relación". "Hacia una teoría de la esquizofrenia"). Editorial Planeta Argentina, Buenos Aires, 1992.
    Watzlawick, Paul. Beavin Janet Helmick. Jackson, Don D.: “Teoría de la comunicación humana”, Editorial Herder, Barcelona,  9* edición, 1993.
    Milton H. Erickson: “Variedades del doble vínculo” - Revista de psicoterapia Ed. Revista de Psiquiatría y Psicología Humanista Vol. 8, Nº. 29, 1997 , pags. 21-40. Barcelona
  14. Hacemos hincapié en que un hijo nunca pude ser un amigo, por más buena relación que se tenga un padre o madre es padre o madre y es un vinculo distinto de la amistad. Estamos hablando de que no va a ser más una relación adulto-niño. Justamente los “hijos amigos” tienen que ver con padres que no pueden pasar en conjunto con sus hijos las etapas de desprendimiento.
  15. En el sentido de salir del hogar de los padres para constituir el propio, padres y hermanos pasan a ser familia de origen.
  16. Consignados en el DSM IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) como:
    - Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos
    - Trastornos disociativo: Trastorno de despersonalización
    En tanto sean trastornos tan intensos que resulten paralizante y pongan en juego la realización de las actividades propias, los siguientes:
    - Trastornos relacionados con sustancias
    - Trastornos de la conducta alimentaria
    - Trastornos del control de los impulsos
    - Trastornos de la personalidad
    - Trastornos de ansiedad: Trastorno de angustia (con agorafobia o sin ella) o agorafobia sin trastorno de angustia - Fobia específica - Fobia social - Trastorno obsesivo-compulsivo - Trastorno de ansiedad generalizada.
  17. Ibdem anterior
  18. William I. Thomas: “Los niños en América: problemas conductuales y programas”, libro en el que elabora el concepto «Profecía Autocumplida» en su Teorema de Thomas.
    Robert K. Merton: "Teoría y estructur social". FCE, México, 1964. Merton desarrolla el concepto Profecía autocumplida, tomándolo del Teorema de Thomas.
    Watzlawick avanzó más en el sentido de las relaciones interpersonales y los mecanismos individuales. Watzlawick, Paul. Beavin Janet Helmick. Jackson, Don D.: “Teoría de la comunicación humana”, Editorial Herder, Barcelona, 9* edición, 1993
  19. Diccionario de la lengua española: “Real Academia Española”. 22ª edición. 2001 http://buscon.rae.es/draeI/
  20. Modelo elaborado y trabajado por el Dr. Alfredo Canevaro:
    "Contexto trigeneracional en terapia familiar", Terapia Familiar, vol. V, n.9 - Ed. ACE - Bs.As. Diciembre 1982
    " Crisis maritales y contexto trigeneracional" en Terapia Familiar n. 15 - Ed.ACE - Bs.Aires 1986.
    "Crisis matrimonial y contexto trigeneracional", en " La pareja en crisis " a cargo de Andolfi,M.- Angelo, C. y Saccu,C. ITF, Roma 1988